Aceite de oliva Virgen Extra contra la artritis

Dada la calidad del aceite de oliva Virgen Extra y sus multiples propiedades se ha podido comprobar tras un meticuloso estudio que es capaz de disminuir la inflamación de las articulaciones que produce la artritis reumatoide.

El grupo de investigación Farmacológica Experimental y Farmacia Clínica de la Universidad de Sevillaha sido el encargado de realizar las distintas pruebas. A la cabeza del estudio encontramos a dirigido por la catedrática de Farmacología Mª Ángeles Rosillo, que junto a su equipo y tras meses de investigación, han descubierto los efectos que el aceite de oliva virgen extra tiene sobre los pacientes con artritis. Dado el contenido de polifenóles que se encuentran en el aceite de oliva de calidad, como es el virgen extra, se produce un efecto beneficioso.

De este estudio se desprende que los beneficios del aceite de oliva Virgen Extra son altamente positivos, siempre tratando de utilizar un aceite de oliva de calidad, es decir nada de aceite de oliva en mal estado. Se ha demostrado que los pacientes mejoran su calidad de vida. Se han realizado ensayos clínicos que así lo reflejan en colaboración del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla.

La Revista Española de Reumatología ha señalado que en general esta enfermedad podemos encontrarla en enfermos del mundo entre el 0,3 y el 1,2%. Estas estadísticas dan sus mayores valores entre tribus indias americanas y esquimales, por encima del 3% y los valores más bajos se han encontrado en África y Asia, por debajo del 0,2%.

Mientras tanto en Europa los valores son medios, aumentando el porcentaje según subimos hacie el norte en el mapa, mientras que los países mediterráneos presentan menos casos.

La calidad del aceite de oliva Virgen Extra aliada contra la artritis

La artritis reumatoide es una enfermedad crónica, que además puede aparecer en pacientes de distintas edades, no existiendo un patrón determinado. Cuando se alcanza la mediana edad o la vejez es cuando más casos podemos encotrar. Los estudios científicos sobre esta enfermedad también reflejan que estadísticamente hay una mayor proporción de casos en mujeres.

La investigación realizada en Sevilla con aceite de oliva Virgen Extra demuestra que con su consumo disminuye la inflamación de las articulaciones. Si ese consumo es periódico y el aceite virgen extra es de calidad se consigue además atenuar visiblemente el desarrollo de la artritis reumatoide, lo que abre nuevas puertas a tratamientos preventivos para esta enfermedad.